Nuestra nueva amiga, Gala Brown, es tan guarrona que incluso después de haberle dado un buen sorpresón lácteo con una de nuestras ya clásicas bromas, aún sigue pidiendo más leche. Claro que la leche de nuestros chicos tiene mucho más fundamento que la que viene en botella, dónde va usted a parar.

La vía GaLáctea